Corporación Cordillera

Juntos hagamos crecer la esperanza

CORPORACIÓN REALIZA DONACIÓN A PROGRAMA DE FISURA LABIO PALATINA

Jueves 27 de julio de 2017   

El proyecto tiene por objetivo fortalecer y mantener la lactancia materna, en niños con dificultad de succión que nacen con algún tipo de Fisura

El pasado jueves 13 de Julio en las dependencias de la unidad de Estomatología del complejo asistencial Dr. Sótero del Río, se realizó la entrega de cinco extractores de leche que irán en directo beneficio de los niños de las comunas de Puente Alto, Pirque y San José de Maipo.

“Las mamás necesitan del apoyo material de un extractor de leche y por su condición de vulnerabilidad económica no pueden acceder a uno de ellos, y es por eso que acudimos a la Corporación Cordillera para presentarles este proyecto y solicitarles su financiamiento”, afirmó Jesica Leiva Asistente Social del CDT.

La entrega de la donación fue realizada por el Dr. Fernando Argandoña, Director de Corporación Cordillera y la ceremonia contó con la presencia de la doctora Margarita Moya, Jefa de la Unidad de Estomatología, junto a los doctores: Boris Iturriaga, Eugenia Meneses, Marcela Tamashiro, la fonoaudióloga Camila Solís y la psicóloga Teresa Delgado, integrantes del programa de fisurados.

El financiamiento de este proyecto ascendió a la suma de $480.000 y como Institución nos llena de orgullo y agradecemos la oportunidad de haber podido participar de esta iniciativa.

Publicado en: Donaciones
Enviado por: Corporación Cordillera

“CORPORACIÓN CORDILLERA SE HA PREOCUPADO DEL PROBLEMA DE MI HIJA”

Lunes 13 de marzo de 2017   

Corporación Cordillera hizo entrega de medicamento que momentáneamente aliviará el diario vivir de Catalina. Acá el relato de esta mamá quien a diario lucha por el bienestar de su hija.

“Mi nombre es María Venegas, soy madre de Catalina Fonceca de 11 años quien padece desde hace unos cuatro años de un problema gastroenterológico crónico que le complica demasiado para defecar. Cada vez que va al baño tenemos que anotar para llevar el registro y contarle a la doctora como va respondiendo a su tratamiento”.

“Producto de una crisis que tuvo el año 2010 a Catalina se le complicó también un riñón por lo que la debemos controlar tanto en el Servicio de Gastroenterología como en el de Nefrología. Debemos estar siempre muy pendientes de ella para que se tome el remedio, para que vaya al baño cada tres horas y luchar día a día por su bienestar. Afortunadamente en febrero le tocó control médico y la encontraron un poco mejor”.

La situación familiar

“En estos momentos me encuentro separada del padre de Catalina. Él por los ingresos que tiene -$280.000 mensual- muchas veces no puede comprar el medicamento que nuestra hija necesita por lo que mi mamá me ha tenido que ayudar a costear la compra del remedio”.

“Donde vivimos pagamos un arriendo, somos cuatro personas,con mi nueva pareja -quien trabaja en construcción- tenemos un hijo de seis años, y además Catalina. Yo trabajo como asesora del hogar dos a tres veces a la semana, me pagan diario $15.000 pero de ahí tengo que descontar para el pasaje, así que nuestros ingresos no son muchos”.

El Apoyo de Corporación Cordillera

“La doctora que controla a Catalina me dijo que me acercara a la asistente social quien me derivó a Corporación Cordillera, y ya el hecho de llamarme me habla de que en esta institución se preocupa por el bienestar de los niños y que podemos contar con ellos. Me quedo con una muy buena impresión porque se han preocupado del problema de mi hija. Les agradezco mucho”.

Si usted desea aportar y contribuir a mejorar la calidad de vida de muchos niños con enfermedades crónicas, por favor escribir a corporacion.cordillera@gmail.com o llamar a los teléfonos 2 2576 4665- 9 8240 3756.

Publicado en: Campañas,Testimonios
Enviado por: Corporación Cordillera

Bebé de 4 meses con sífilis congénita y daño hepático necesita urgente leche especial

Miércoles 15 de febrero de 2017   

“Isidora tiene 4 meses de edad y desde que nació que debió quedarse hospitalizada por diagnosticársele una Atresia de vías Biliares junto con una sífilis congénita. Al cumplir un mes recién la dieron de alta y fue ahí cuando mi hijo Luis (con adicción a las drogas) me la fue a dejar a la casa, pero fue una enfermedad que ellos, los padres, le contagiaron dañándole su hígado y fue por eso que debió ser operada”. Así parte el relato de esta abuela que ha tenido que hacerse cargo de una compleja realidad que afecta a su pequeña nieta.

“Yo vivo de allegada donde mi hija Solange. Ella tiene un hijo de diez años a quien yo también cuido. Es ella la que mantiene toda la casa”, comenta esta abnegada mujer.

Cuénteme un poco el caso de los padres de su nieta Isidora.
- “Bueno lamentablemente ellos andan en la calle, están metidos en la droga, no tienen donde vivir y duermen en la vía pública; roban, están presos, salen un tiempo y así se la llevan, esa es la vida de ellos. Cuando esta bebé nació la dejaron acá en el hospital porque venía enferma. A mi me avisaron que estaba en el hospital, porque yo no quería nada con ellos menos con Luis. Después cuando a ellos se la entregaron, mi hijo Luis llegó a casa pidiéndome que me quedara con Isidora porque ellos estaban durmiendo en la calle. Fue ahí cuando yo la recibí”.

“A Isidora la están haciendo una serie de exámenes que los pidió el cardiólogo y la nutricionista. Realmente a mi me cambió la vida con la llegada de Isidora porque yo también estoy enferma, sufro de diabetes, hipertensión, artrosis y una depresión en tratamiento. Lamentablemente al estar completamente dedicada al cuidado de Isidora yo perdí todos mis controles y perdí también mi operación. Ahora tengo que estar constantemente pendiente de ella, que no tenga fiebre y cualquier cosa partir rápidamente al hospital. A pesar de que yo estoy enferma, con la llegada de Isidora ya no siento nada de mi enfermedad; antes estaba coja, no podía subir peldaños, me costaba un mundo ir al baño y ahora que llegó esta niñita no me duele la rodilla, ahora ya no me duele nada. Antes vivía con dolor de cabeza, ahora ya no me duele porque estoy por completo dedicada a mi nieta”.

Cómo se enteró de la existencia de la Corporación Cordillera.
- “Como yo no estaba en condiciones de comprar la leche que necesita Isidora (Nutrilón Pepti-Junior, cada tarro cuesta $23.600 y necesita 10 al mes) me derivaron a la asistente social quien me puso en contacto con ustedes y ahí me enteré que como corporación ayudan a las bebés que tienen enfermedades crónicas, lo que encuentro que es de gran ayuda porque yo no he podido comprar esa leche. En casa vivimos dos adultos, que somos mi hija Solange y yo, más mi nieto de 10 años y ahora la Isidora de 4 meses y el único ingreso es el de mi hija Solange que trabaja como cajera en un supermercado, entonces no nos alcanza para cubrir todos los gastos”.

“Yo conversé con mi otra hija, Karina que tiene 34 años con dos hijas de 10 y 3 años, que en el caso que después me llamasen para realizarme la operación que necesito, entregáramos a Isidora en adopción, pero ella me dijo que nos quedáramos con ella y que batalláramos hasta el final”, concluye la abuela.

Corporación Cordillera pudo realizar una donación de 8 tarros Nutrilón Pepti-Junior, sin embargo necesitamos la ayuda de más personas para poder mantener su alimentación en el tiempo. Si usted o su empresa pueden apadrinar a esta pequeña, por favor escribir a cordillera@ssmso.cl o llamar a los teléfonos (02) 2576 4665 – 8 240 3756. Este es un caso muy urgente. Muchas gracias por su atención.

Publicado en: Campañas
Enviado por: Corporación Cordillera
« Noticias AnterioresNoticias Siguientes »